Yo también fui a EGB... y tampoco fue para tanto

Yo también fui a EGB... y tampoco fue para tanto

Autor:

SERGIO FERNÁNDEZ EL MONAGUILLO

Alguien tenía que decirlo: Rebobinar un casete con un boli era un rollo. En los ochenta la gente llevaba hombreras y el pelo cardado. No se vestía, se disfrazaba. Marco era un llorica, Heidi gritaba demasiado y Naranjito… ¡¡era una naranja con piernas!! No tener teléfono móvil era un infierno. Los columpios eran de hierro oxidado. El Tragabolas no funcionaba nunca. En las habitaciones de los hospitales de maternidad se podía fumar. Los de La Parroquia hemos decidido acabar de una vez por todas

    Descripción:

    Alguien tenía que decirlo: Rebobinar un casete con un boli era un rollo. En los ochenta la gente llevaba hombreras y el pelo cardado. No se vestía, se disfrazaba. Marco era un llorica, Heidi gritaba demasiado y Naranjito… ¡¡era una naranja con piernas!! No tener teléfono móvil era un infierno. L ...

    Compra y Disfruta Tu Libro Digital
    Producto no disponible

    El artículo no se encuentra disponible temporalmente.

    SKU#. 7816598

    EAN#. 9788427042650

    • Descripción
    • Especificación
    • Formas de Pago
    • Opiniones de los clientes
    • Alguien tenía que decirlo: Rebobinar un casete con un boli era un rollo. En los ochenta la gente llevaba hombreras y el pelo cardado. No se vestía, se disfrazaba. Marco era un llorica, Heidi gritaba demasiado y Naranjito… ¡¡era una naranja con piernas!! No tener teléfono móvil era un infierno. Los columpios eran de hierro oxidado. El Tragabolas no funcionaba nunca. En las habitaciones de los hospitales de maternidad se podía fumar. Los de La Parroquia hemos decidido acabar de una vez por todas
    • Año
      2016
      Idioma
      spa
      ISBN
      9788427042650
      No de Páginas
      0
      Sinopsis
      Alguien tenía que decirlo: Rebobinar un casete con un boli era un rollo. En los ochenta la gente llevaba hombreras y el pelo cardado. No se vestía, se disfrazaba. Marco era un llorica, Heidi gritaba demasiado y Naranjito… ¡¡era una naranja con piernas!! No tener teléfono móvil era un infierno. Los columpios eran de hierro oxidado. El Tragabolas no funcionaba nunca. En las habitaciones de los hospitales de maternidad se podía fumar. Los de La Parroquia hemos decidido acabar de una vez por todas
      Tipo Libro
      Electrónico
      Autor
      SERGIO FERNÁNDEZ EL MONAGUILLO
      Formato
      DESCARGA DIGITAL
      Género Literario
      Humor, CARICATURAS E HISTORIETAS, ESTILO DE VIDA, DEPORTE Y OCIO

    Productos Similares

    También Compraron


    Yo también fui a EGB... y tampoco fue para tanto


    Formato:

    $ 109 MXN

    Comprar Ahora

    Visualizalo de inmediato con nuestra app