De La Paz Al Olvido: Porfirio Díaz

  • De La Paz Al Olvido: Porfirio Díaz
  • De La Paz Al Olvido: Porfirio Díaz

De La Paz Al Olvido: Porfirio Díaz

Autor:

Rafael Tovar y De Teresa

En el sepelio de Porfirio Díaz, en París, fue José de Teresa y Romero Rubio quien portó sobre un cojín sus condecoraciones militares. Era hijo de su cuñada, María Luisa, y primo del bisabuelo de Rafael Tovar y de Teresa, quien recrea ese momento en su nuevo libro: De la Paz al Olvido. Porfirio Díaz y el Final de un Mundo. Ese pasado familiar no sesgó, asegura el presidente del Conaculta, su visión sobre el General, aunque al escribir su ensayo histórico reconoce haberse centrado en sus logros como estadista y no en sus prácticas autoritarias. “Quizá fue la información que más me jaló. Que luego alguien escriba un libro sobre la otra cara de la moneda de cada tema”. Es difícil, considera el historiador, emitir un juicio final sobre Díaz, porque es un personaje de claroscuros. Con su libro, donde revisita una época que abordó en la novela Paraíso es tu Memoria y en el ensayo El Último Brindis de Don Porfirio, busca sembrar la duda en la apreciación monolítica del personaje, al que sigue en su exilio y cuyas políticas analiza en el contexto internacional. Díaz ya había tomado la decisión de renunciar a la Presidencia, asegura, desde principios de mayo de 1911, antes de que Ciudad Juárez cayera en manos de los revolucionarios. Lo confirma una carta del día 24, consigna en el libro, donde la Compañía de Hamburgo se pone a sus órdenes para trasladarlo a Europa. La mañana del 25 dimite. “Sabía que no podía seguir”. Otro hallazgo, considera, es mostrar cómo, desde febrero de 1913, el régimen de Victoriano Huerta intenta “seducirlo” para que regrese ofreciéndole el nuevo cargo de General del Ejército. En el sepelio de Porfirio Díaz, en París, fue José de Teresa y Romero Rubio quien portó sobre un cojín sus condecoraciones militares. Era hijo de su cuñada, María Luisa, y primo del bisabuelo de Rafael Tovar y de Teresa, quien recrea ese momento en su nuevo libro: De la Paz al Olvido. Porfirio Díaz y el Final de un Mundo. Ese pasado familiar no sesgó, asegura el presidente del Conaculta, su visión sobre el General, aunque al escribir su ensayo histórico reconoce haberse centrado en sus logros como estadista y no en sus prácticas autoritarias. “Quizá fue la información que más me jaló. Que luego alguien escriba un libro sobre la otra cara de la moneda de cada tema”. Es difícil, considera el historiador, emitir un juicio final sobre Díaz, porque es un personaje de claroscuros. Con su libro, donde revisita una época que abordó en la novela Paraíso es tu Memoria y en el ensayo El Último Brindis de Don Porfirio, busca sembrar la duda en la apreciación monolítica del personaje, al que sigue en su exilio y cuyas políticas analiza en el contexto internacional. Díaz ya había tomado la decisión de renunciar a la Presidencia, asegura, desde principios de mayo de 1911, antes de que Ciudad Juárez cayera en manos de los revolucionarios. Lo confirma una carta del día 24, consigna en el libro, donde la Compañía de Hamburgo se pone a sus órdenes para trasladarlo a Europa. La mañana del 25 dimite. “Sabía que no podía seguir”. Otro hallazgo, considera, es mostrar cómo, desde febrero de 1913, el régimen de Victoriano Huerta intenta “seducirlo” para que regrese ofreciéndole el nuevo cargo de General del Ejército.

    Descripción:

    En el sepelio de Porfirio Díaz, en París, fue José de Teresa y Romero Rubio quien portó sobre un cojín sus condecoraciones militares. Era hijo de su cuñada, María Luisa, y primo del bisabuelo de Rafael Tovar y de Teresa, quien recrea ese momento en su nuevo libro: De la Paz al Olvido. Porfirio Dí ...

    Cantidad

    $ 289 MXN

    *Disfruta los beneficios de Recoge en Tienda, consulta aquí las tiendas participantes.

    Entrega

    Aprox. 4 a 7 días hábiles*

    *Una vez autorizado el pago

    SKU#. 7314056

    EAN#. 9786073140577

    • Descripción
    • Especificación
    • Formas de Pago
    • Existencia en Tiendas
    • En el sepelio de Porfirio Díaz, en París, fue José de Teresa y Romero Rubio quien portó sobre un cojín sus condecoraciones militares. Era hijo de su cuñada, María Luisa, y primo del bisabuelo de Rafael Tovar y de Teresa, quien recrea ese momento en su nuevo libro: De la Paz al Olvido. Porfirio Díaz y el Final de un Mundo. Ese pasado familiar no sesgó, asegura el presidente del Conaculta, su visión sobre el General, aunque al escribir su ensayo histórico reconoce haberse centrado en sus logros como estadista y no en sus prácticas autoritarias. “Quizá fue la información que más me jaló. Que luego alguien escriba un libro sobre la otra cara de la moneda de cada tema”. Es difícil, considera el historiador, emitir un juicio final sobre Díaz, porque es un personaje de claroscuros. Con su libro, donde revisita una época que abordó en la novela Paraíso es tu Memoria y en el ensayo El Último Brindis de Don Porfirio, busca sembrar la duda en la apreciación monolítica del personaje, al que sigue en su exilio y cuyas políticas analiza en el contexto internacional. Díaz ya había tomado la decisión de renunciar a la Presidencia, asegura, desde principios de mayo de 1911, antes de que Ciudad Juárez cayera en manos de los revolucionarios. Lo confirma una carta del día 24, consigna en el libro, donde la Compañía de Hamburgo se pone a sus órdenes para trasladarlo a Europa. La mañana del 25 dimite. “Sabía que no podía seguir”. Otro hallazgo, considera, es mostrar cómo, desde febrero de 1913, el régimen de Victoriano Huerta intenta “seducirlo” para que regrese ofreciéndole el nuevo cargo de General del Ejército. En el sepelio de Porfirio Díaz, en París, fue José de Teresa y Romero Rubio quien portó sobre un cojín sus condecoraciones militares. Era hijo de su cuñada, María Luisa, y primo del bisabuelo de Rafael Tovar y de Teresa, quien recrea ese momento en su nuevo libro: De la Paz al Olvido. Porfirio Díaz y el Final de un Mundo. Ese pasado familiar no sesgó, asegura el presidente del Conaculta, su visión sobre el General, aunque al escribir su ensayo histórico reconoce haberse centrado en sus logros como estadista y no en sus prácticas autoritarias. “Quizá fue la información que más me jaló. Que luego alguien escriba un libro sobre la otra cara de la moneda de cada tema”. Es difícil, considera el historiador, emitir un juicio final sobre Díaz, porque es un personaje de claroscuros. Con su libro, donde revisita una época que abordó en la novela Paraíso es tu Memoria y en el ensayo El Último Brindis de Don Porfirio, busca sembrar la duda en la apreciación monolítica del personaje, al que sigue en su exilio y cuyas políticas analiza en el contexto internacional. Díaz ya había tomado la decisión de renunciar a la Presidencia, asegura, desde principios de mayo de 1911, antes de que Ciudad Juárez cayera en manos de los revolucionarios. Lo confirma una carta del día 24, consigna en el libro, donde la Compañía de Hamburgo se pone a sus órdenes para trasladarlo a Europa. La mañana del 25 dimite. “Sabía que no podía seguir”. Otro hallazgo, considera, es mostrar cómo, desde febrero de 1913, el régimen de Victoriano Huerta intenta “seducirlo” para que regrese ofreciéndole el nuevo cargo de General del Ejército.
    • Alto del Empaque
      13
      Ancho del Empaque
      36
      ISBN
      9786073140577
      No de Paginas
      376
      Profundo del Empaque
      18
      Sagas
      Tipo Libro
      Impreso
      Autor
      Rafael Tovar y De Teresa
      Ano
      2015
      Edicion
      1a.
      Idioma
      Español
      Formato
      Rústico
      Genero Literario
      Iberoamericana

    Productos Similares

    También Compraron