Quién como Dios

  • Quién como Dios
  • Quién como Dios
  • Quién como Dios

Quién como Dios

Autor:

Eladia González

Ser mujer en el siglo XIX en México, mitad juarista, mitad porfiriano, no fue empresa fácil. Aún no existía el cinematógrafo para soñar con los besos del celuloide, y las jóvenes casaderas de la sociedad criolla recién emancipada no tenían más remedio que bordar y rezar. Peor era pensar: una mujer que piensa puede caer en el pecado fácilmente, y así se introduce el demonio. Pero Soledad Ugarte nunca dejó de pensar. Y aunque se llenó de hijos y aprendió a reprimir sus deseos en su armario interior, se atrevió a descorrer uno a uno los velos del misterio: descubrió que el mundo fue hecho para los hombres, que los hijos no nacen del ombligo, que el placer de la carne no es pecado y que detrás de las apariencias y las buenas costumbres se pueden llegar a esconder las peores mentiras familiares. Descubrir esto le costó a Soledad Ugarte una vida. Una mujer que piensa puede caer en el pecado fácilmente, y así se introduce el demonio, decían...Y Soledad nunca dejó de pensar.

    Descripción:

    Ser mujer en el siglo XIX en México, mitad juarista, mitad porfiriano, no fue empresa fácil. Aún no existía el cinematógrafo para soñar con los besos del celuloide, y las jóvenes casaderas de la sociedad criolla recién emancipada no tenían más remedio que bordar y rezar. Peor era pensar: una mu ...

    Cantidad

    $ 288 MXN

    Calcular tiempo de entrega
    Fecha estimada:

    * Una vez autorizado el pago

    SKU#. 9834378

    EAN#. 9786070776892

    • Descripción
    • Especificación
    • Formas de Pago
    • Opiniones de los clientes
    • Existencia en Tiendas
    • Ser mujer en el siglo XIX en México, mitad juarista, mitad porfiriano, no fue empresa fácil. Aún no existía el cinematógrafo para soñar con los besos del celuloide, y las jóvenes casaderas de la sociedad criolla recién emancipada no tenían más remedio que bordar y rezar. Peor era pensar: una mujer que piensa puede caer en el pecado fácilmente, y así se introduce el demonio. Pero Soledad Ugarte nunca dejó de pensar. Y aunque se llenó de hijos y aprendió a reprimir sus deseos en su armario interior, se atrevió a descorrer uno a uno los velos del misterio: descubrió que el mundo fue hecho para los hombres, que los hijos no nacen del ombligo, que el placer de la carne no es pecado y que detrás de las apariencias y las buenas costumbres se pueden llegar a esconder las peores mentiras familiares. Descubrir esto le costó a Soledad Ugarte una vida. Una mujer que piensa puede caer en el pecado fácilmente, y así se introduce el demonio, decían...Y Soledad nunca dejó de pensar.
    • Alto del Empaque
      19
      Ancho del Empaque
      13
      ISBN
      9786070776892
      No de Páginas
      440
      Profundo del Empaque
      3
      Tipo Libro
      Impreso
      Autor
      Eladia González
      Año
      2021
      Edición
      1a.
      Idioma
      Español
      Formato
      Rústico
      Género Literario
      Narrativa

    Productos Similares

    También Compraron