Sé grande !No viejo¡

  • Sé grande !No viejo¡
  • Sé grande !No viejo¡

Sé grande !No viejo¡

Autor:

Mauricio Herrera

Hace varias décadas noté que la palabra viejo me molestaba. Frases como ¡ya llegó el viejito! o ¡ya está aquí el viejo! Me molesta la palabra. Lo importante es ser grande y no cronológicamente, sino en la grandeza que encierra la palabra. Hace muchos años la gente me decía tienes toda la razón, no somos viejos somos grandes. Como siempre dije que lo único que faltaba en mi carrera era escribir un libro y empecé a mencionar la frase “Sé Grande, no viejo”. Ha sido lo más increíble de mi vida ya que, amigos, compañeros, colaboradores y mucha gente lo dio por hecho; no perdían la oportunidad de recordarme que lo debería escribir. Desde entonces ha generado atracción el tema de ser grande y no viejo. Me encontraba gente que me lo pedía y me insistía ¡Oye cuándo sale el libro! Yo les decía: ni si quiera lo he empezado, le agradezco a todos el interés porque me motivaron y claro en ese instante me sentí comprometido a escribirlo y compartirlo. Lo que menos pensé es que escribiría un libro que no tenía relación con mi carrera, lo más interesante es que me senté y con la ayuda de las personas indicadas que conocen de medicina, además de lo técnico y con mi experiencia al usar medicina alternativa lo escribí. Todos los métodos, suplementos, complementos y vitaminas que he probado me han dado resultados y en lugar de que me estén preguntando ¿oye por qué te ves tan bien si tienes tantos años? en aquel entonces tenía 74 ahora ya estoy vivendo mis 87 ¡qué bárbaro! Estás re bien oye, pásate la receta, entonces el inicio de ésta por supuesto es mi buen humor, que eso es muy difícil que se los pase, pero si se los recomiendo, no se los puedo pasar porque es algo con lo que nací, es parte de mi vida, pero sí que aprendan a reír y a disfrutar de existir. Celebremos la vida, hay que aprender a buscar la felicidad, no la busquen fuera. La felicidad está dentro de ustedes. En este libro les recomiendo un estilo de vida, hoy en día es muy importante hacer ejercicio, el óptimo para el cuerpo que ahora tenemos, por supuesto no en exceso, como luego vemos que lo recomiendan en la televisión. El cuerpo, según pasa el tiempo, necesita ejercicio, pero el adecuado para la edad que tiene, lo que necesitamos es hacer ejercicios para mantener la circulación, como los que aquí ya les recomendé. En la alimentación, entre más pasa el tiempo menos calorías necesita tu cuerpo, por lo que hay que comer justo lo que necesita, un muy buen desayuno, refrigerios entre las comidas, comer normal, y otro refrigerio, te o café y una cena ligera para poder dormir bien, como se dice comúnmente desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo. El sueño es muy importante, dormir plenamente, llenar la mente de cosas positivas, no ver malas noticias sino buenas, o un buen libro, aunque recomiendo uno malo, porque así te aburre y te dará sueño. La tercera edad solo está en la mente y en el entorno de todos los que conviven con gente grande. Yo creo que no hay tercera edad, porque entonces existiría la cuarta edad, la quinta, la sexta. Hay una edad con mejor calidad y mejor estilo de vida, con toda la sabiduría para hacer de los años que te queden por vivir, los mejores años. El hombre entre más grande más sabio, solo queda poner esta sabiduría al servicio de nuestro entorno, y para nosotros mismos. Por supuesto, dar mucho cariño, pero paranosotros, principalmente trabajar el amor propio. Es importante que el dinero que juntaron para el retiro o jubilación no lo usen para vivir, sino para que lo inviertan, busquen un apoyo financiero, no todos tenemos el don de saber administrarnos o invertir, acérquense a gente que sí sabe, alguien que les aconseje, buscar asesoría en finanzas para que los ayuden con lo poco o mucho que tengas, hacer más, pero haciendo lo que más te gusta en la vida. Afortunadamente, yo he hecho lo que me ha gustado, generar más y poner a trabajar el dinero en tu hobbies, muchos acabaron de mal humor porque estuvieron años, en un trabajo que no les gustaba, si eran empleados y atendían gente, pasaron treinta años haciendo algo que no les gustaba, esas ocho horas de trabajo haciendo lo que no te gusta se convierten en el doble, la gente se jubila del trabajo y se jubilan de la vida, cambiando su estilo de vida a una más pasiva, el hombre trabaja y se jubila, es lo que la familia no se espera, ver a un señor ahí todo el día, ya que estuvo treinta años o más fuera de la casa, entonces se convierte en un estorbo, dicen “a ver dónde ponemos a tu papá para que no esté dando lata”, tienen la costumbre de ser patriarca o director, pero en su trabajo, generalmente las señoras son las que llevan la logística del hogar, los hijos se hartan porque después de haber estado ausente muchos años, llegan a dirigir la vida, pasando a ser una molestia. Te jubilas y llegas a un lugar extraño, tienes que adaptarte para convivir con los demás, cuando nunca lo has hecho, es una readaptación y reaprendizaje de lo que es tu casa, tu pareja y tus propios hijos

    Descripción:

    Hace varias décadas noté que la palabra viejo me molestaba. Frases como ¡ya llegó el viejito! o ¡ya está aquí el viejo! Me molesta la palabra. Lo importante es ser grande y no cronológicamente, sino en la grandeza que encierra la palabra. Hace muchos años la gente me decía tienes toda la razón ...

    Cantidad

    $ 300 MXN

    Calcular tiempo de entrega
    Fecha estimada:

    * Una vez autorizado el pago

    SKU#. 9719873

    EAN#. 9786079840211

    • Descripción
    • Especificación
    • Formas de Pago
    • Opiniones de los clientes
    • Existencia en Tiendas
    • Hace varias décadas noté que la palabra viejo me molestaba. Frases como ¡ya llegó el viejito! o ¡ya está aquí el viejo! Me molesta la palabra. Lo importante es ser grande y no cronológicamente, sino en la grandeza que encierra la palabra. Hace muchos años la gente me decía tienes toda la razón, no somos viejos somos grandes. Como siempre dije que lo único que faltaba en mi carrera era escribir un libro y empecé a mencionar la frase “Sé Grande, no viejo”. Ha sido lo más increíble de mi vida ya que, amigos, compañeros, colaboradores y mucha gente lo dio por hecho; no perdían la oportunidad de recordarme que lo debería escribir. Desde entonces ha generado atracción el tema de ser grande y no viejo. Me encontraba gente que me lo pedía y me insistía ¡Oye cuándo sale el libro! Yo les decía: ni si quiera lo he empezado, le agradezco a todos el interés porque me motivaron y claro en ese instante me sentí comprometido a escribirlo y compartirlo. Lo que menos pensé es que escribiría un libro que no tenía relación con mi carrera, lo más interesante es que me senté y con la ayuda de las personas indicadas que conocen de medicina, además de lo técnico y con mi experiencia al usar medicina alternativa lo escribí. Todos los métodos, suplementos, complementos y vitaminas que he probado me han dado resultados y en lugar de que me estén preguntando ¿oye por qué te ves tan bien si tienes tantos años? en aquel entonces tenía 74 ahora ya estoy vivendo mis 87 ¡qué bárbaro! Estás re bien oye, pásate la receta, entonces el inicio de ésta por supuesto es mi buen humor, que eso es muy difícil que se los pase, pero si se los recomiendo, no se los puedo pasar porque es algo con lo que nací, es parte de mi vida, pero sí que aprendan a reír y a disfrutar de existir. Celebremos la vida, hay que aprender a buscar la felicidad, no la busquen fuera. La felicidad está dentro de ustedes. En este libro les recomiendo un estilo de vida, hoy en día es muy importante hacer ejercicio, el óptimo para el cuerpo que ahora tenemos, por supuesto no en exceso, como luego vemos que lo recomiendan en la televisión. El cuerpo, según pasa el tiempo, necesita ejercicio, pero el adecuado para la edad que tiene, lo que necesitamos es hacer ejercicios para mantener la circulación, como los que aquí ya les recomendé. En la alimentación, entre más pasa el tiempo menos calorías necesita tu cuerpo, por lo que hay que comer justo lo que necesita, un muy buen desayuno, refrigerios entre las comidas, comer normal, y otro refrigerio, te o café y una cena ligera para poder dormir bien, como se dice comúnmente desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo. El sueño es muy importante, dormir plenamente, llenar la mente de cosas positivas, no ver malas noticias sino buenas, o un buen libro, aunque recomiendo uno malo, porque así te aburre y te dará sueño. La tercera edad solo está en la mente y en el entorno de todos los que conviven con gente grande. Yo creo que no hay tercera edad, porque entonces existiría la cuarta edad, la quinta, la sexta. Hay una edad con mejor calidad y mejor estilo de vida, con toda la sabiduría para hacer de los años que te queden por vivir, los mejores años. El hombre entre más grande más sabio, solo queda poner esta sabiduría al servicio de nuestro entorno, y para nosotros mismos. Por supuesto, dar mucho cariño, pero paranosotros, principalmente trabajar el amor propio. Es importante que el dinero que juntaron para el retiro o jubilación no lo usen para vivir, sino para que lo inviertan, busquen un apoyo financiero, no todos tenemos el don de saber administrarnos o invertir, acérquense a gente que sí sabe, alguien que les aconseje, buscar asesoría en finanzas para que los ayuden con lo poco o mucho que tengas, hacer más, pero haciendo lo que más te gusta en la vida. Afortunadamente, yo he hecho lo que me ha gustado, generar más y poner a trabajar el dinero en tu hobbies, muchos acabaron de mal humor porque estuvieron años, en un trabajo que no les gustaba, si eran empleados y atendían gente, pasaron treinta años haciendo algo que no les gustaba, esas ocho horas de trabajo haciendo lo que no te gusta se convierten en el doble, la gente se jubila del trabajo y se jubilan de la vida, cambiando su estilo de vida a una más pasiva, el hombre trabaja y se jubila, es lo que la familia no se espera, ver a un señor ahí todo el día, ya que estuvo treinta años o más fuera de la casa, entonces se convierte en un estorbo, dicen “a ver dónde ponemos a tu papá para que no esté dando lata”, tienen la costumbre de ser patriarca o director, pero en su trabajo, generalmente las señoras son las que llevan la logística del hogar, los hijos se hartan porque después de haber estado ausente muchos años, llegan a dirigir la vida, pasando a ser una molestia. Te jubilas y llegas a un lugar extraño, tienes que adaptarte para convivir con los demás, cuando nunca lo has hecho, es una readaptación y reaprendizaje de lo que es tu casa, tu pareja y tus propios hijos
    • Alto del Empaque
      23
      Ancho del Empaque
      15
      ISBN
      9786079840211
      No de Páginas
      216
      Profundo del Empaque
      1
      Sagas
      Tipo Libro
      Impreso
      Título en inglés
      Autor
      Mauricio Herrera
      Año
      2021
      Edición
      1a.
      Idioma
      Español
      Formato
      Rústico
      Género Literario
      Desarrollo Personal

    Productos Similares

    También Compraron